viernes, mayo 05, 2006

Ostracismo para la literatura taurina

Escondidos, desordenados, amontonados unos encima de otros, ocupando una olvidada esquina de la segunda planta, condenados al más absoluto de los ostracismos. Así es como se encuentran los libros de temática taurina en una conocida librería madrileña que, curiosamente, pertenece a la editorial Espasa Calpe, la cual publica desde hace algunos años importantes libros especializados en el mundo del toro.
Tanto es así, que el sábado pasado estuve a punto de irme sin dar con lo que pretendía encontrar. Hace escasamente un año, estas obras estaban dispuestas sobre una amplia mesa a la vista de cualquiera y, de hecho, la primera vez que di con ellas me sorprendí al ver que disponían de una gran variedad de libros taurinos (aún no sabía que la Casa del Libro pertenecía a Espasa) Desde ese momento, la fiché como librería en la que poder adquirir este tipo de obras, a pesar de que sabía de la existencia de otras con más solera, aunque desconozca aún su ubicación exacta.
Mentiría si dijera que no sentí una particular indignación al encontrarme con tal panorama. Además, en parte me tocaba muy de cerca, puesto que entre esos libros estaba uno en cuya elaboración participé muy activamente. Sinceramente, creo que la literatura taurina no se merece este velado maltrato, causado por la hipocresía de una empresa que, en mayor o menor medida, se lucra a través de la venta de este tipo de obras.

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous Rosa J.C. said...

Covi, cada día lo tengo más claro. Los taurinos tienen lo que se merecen. Me duele por los aficionados de verdad, pero los que nos representan de cara la sociedad suelen ser chuscos impresentables. Cuando nos adaptemos a los tiempos y la sociedad, igual nos tienen en cuenta. Mientras tanto, nada de nada, a aguantarse con lo que hay y doblar las rodillas en la Casa del Libro.
¿Nunca te has parado a pensar en que hay un montón de gente con mucho que contar y sin oportunidades? ¿Por qué siempre escriben los mismos? Piensa, al ser un caso que todos conocemos y es cercano, en nuestro Germán San Nicasio.

7/5/06 18:58  

Publicar un comentario

<< Home