viernes, junio 30, 2006

Nostalgias


La noche. La noche, siempre. No hay nada como el silencio de una noche de verano. Ventanas abiertas, algo en el aire. Distinto.
Momento de nostalgias de diferente índole. “Nostalgia del futuro”, como comenté a alguien no hace mucho, pero también nostalgia del pasado más reciente. Pasado de días, incluso de horas. Cuatro años resumidos en un aula vacía, cuyas mesas y sillas encierran el alma de todos los que por ellas pasaron.
¿Algo aprendido? Sí, desde luego. Sin embargo, la licenciatura se llamaba “Ciencias de la vida y la experiencia”. Hace poco me dijeron que vivía con retraso al resto de las demás personas, o algo muy parecido. Indudablemente, quien me lo dijo me conocía bien. Sin melancolía no sería yo. Vivo en el pasado. Soy pasado. El futuro me da miedo, he de suponer… ¡Qué más da! Sólo sé que algo se diluyó en todo este tiempo. Que mi habitual indiferencia ha hecho que buenas personas hayan pasado por mi vida a penas sin tocarla… y al revés. No somos los mismos ahora que en el 2002, por fortuna. Mi carácter nunca ha sufrido transformaciones tan marcadas como en este período. He crecido como persona, mucho, además. Aún me queda, por supuesto. Pero siento agradecimiento. ¿A qué? ¿A quién? No sabría muy bien qué responder… Ahora comienza una nueva etapa llena de interrogantes. Espero tener arrestos para darles respuestas inteligentes. Mañana más.

Etiquetas:

6 Comments:

Blogger Azul said...

Qué difícil sería para ti
esconderte tras tus frases
pues eres toda tú en
cada palabra que renaces

1/7/06 13:54  
Anonymous Anónimo said...

También pasé de un modo mucho más parecido a no hacerlo, o no hacerlo ya más, o no volver a hacerlo, por esa misma aula. Es más, te confío el recuerdo o la sensación de no haber sido visto ni oído por nadie de los que allí había. Es por eso que al ver tu foto, no; no te reconozca.
Gracias,
por entreabrir esa ventana incluída en la foto, que es lugar de paso de unos cuantos, cubo cerrado de un saber de algo; farsa discontínua donde caballeros y señoritas a varar ya van, ¡a estancar sus años de esplendor!

9/7/06 12:55  
Blogger Covadonga said...

Me parece que solamente conozco a una persona capaz de escribir de esa manera...
A estancar los años de esplendor, que, irremediablemente, con resultados positivos o negativos, marcarán tanto el carácter como el devenir de dichos caballeros y señoritas.

10/7/06 18:09  
Anonymous Anónimo said...

Nostalgia? La que te va a entrar cuando estes hasta los cojones del trabajo, de Villasuso y de su casco de gomina, y te acuerdes de aquellos placidos anos de aulas y tardes libres (y entonces ya creias que la vida era dificil, madre mia!!) Ah, que aquello ya no vuelve, hay que asumirlo cuanto antes.

Besitos britanicos, CoviDovi.

11/7/06 13:30  
Anonymous PRLTX said...

Hay veces en que las dosis de autotortura de pasado voluntaria cala más hondo que otras...

12/7/06 05:13  
Blogger Jorge said...

Wow, confiaba en no volver a ver en mi vida esa aula.

23/9/06 00:11  

Publicar un comentario

<< Home