lunes, mayo 21, 2007

Lo que a muchos les falta...

Una de las cualidades que más estima la que suscribe en los otros es la humildad. Ni que decir cabe que, por el contrario, la prepotencia hace que apunte el nombre del individuo en cuestión en mi particular libro negro de "persona non-grata", sobre todo si alardea de ello y tiene la reprobable costumbre de mirar a los demás por encima del hombro. Algunos, quizá, pueden decir que peco de ver la paja en el ojo ajeno, pero lo mío, aclarando cuestiones, no es prepotencia, es bordería (en los casos en los que se ha de aplicar la anterior premisa) o timidez (la mayoría de las veces).
Siempre supe que la capacidad de restar méritos a los logros conseguidos era algo de tener en justa consideración, ya que, con mucha probabilidad, podríamos bajar peldaños en vez de subirlos la próxima vez en la que nuestro esfuerzo se viera puesto en tela de juicio. Por tal motivo hoy, y a pesar de no haber visto la novillada, Salvador Fuentes se ha ganado todos mis respetos.
Seguramente sean muchos los que aprovechen para hacer leña del árbol caído...
P.D: Dentro de poco habrá noticias frescas.

Etiquetas:

4 Comments:

Anonymous betialai said...

Ciertamente, las declaraciones que hizo ayer al finalizar su actuación le honran y dicen muchas cosas en su favor, aunque su actuación en la novillada fue terrible. Supongo que el preámbulo, aunque no lo nombres, va dedicado a Capeita. Si a mí me hace unas declaraciones como las que te hizo a tí y, si lo tengo delante, es posible que hubiésemos llegado a las manos.

22/5/07 12:31  
Blogger Covadonga said...

Hola Beti. No, el preámbulo no va por él. No me meto a juzgar su actuación ni nada por el estilo, pero su tono no fue, en absoluto, prepotente. Realmente el chaval estaba desconcertado y que conste que no rompo ninguna lanza a su favor, sólo me remito a explicar cómo me hablo con objetividad.

22/5/07 16:51  
Anonymous Rosa J.C. said...

Creo que sé algo de esas noticias...
Besos. ;)

25/5/07 03:40  
Blogger Julio Gonzalez said...

No te puedes ni imaginar cuánto da de sí una campaña electoral y cuánto ruido parásito puede generarle a tu vida,sobre todo si tienes que estar al pie del cañón diariamente. Me alegro de que hayamos coincidido visitando mi blog, así, en paralelo, cada uno a lo suyo, tú de visita y yo para contaros algo a mi manera. Gracias y un saludo.
Prometo volver

28/5/07 23:53  

Publicar un comentario

<< Home