lunes, julio 24, 2006

Una mirada tuya bastará para sanarme

Regreso a mis orígenes. Entre alberos y clarines paso la noche del domingo, sin que ningún piloto azul (antes naranja) se encienda en mi monitor. El odio falsamente atenuado, hasta hace poco, de Oriente Próximo mantiene al mundo en tensión, los grados centígrados de un termómetro figurado estallan en Marbella y la intromisión de los políticos (y lo que no son políticos) en la Fiesta vuelve a hacer que los cimientos de Las Ventas se tambaleen. Un panorama convulso nos rodea. Sin embargo, yo, como no puede ser de otra manera, echo mano constantemente de la burbuja en la que me encierro con demasiada asiduidad.
Pretendes enseñarme lo que la independencia significa y yo quiero ser una alumna aventajada. Lo necesito. Por fortuna, parece que cada vez aprendo más, aunque tú, profesor, puedes suponer un alma de doble filo para tus propias lecciones. Por lo pronto, en los tiempos muertos, visito webs de futuros e hipotéticos alojamientos, para evitar encontrarme, en una próxima ocasión, con la desagradable noticia de no estar sola en una habitación de hotel.

Etiquetas: , ,

3 Comments:

Blogger jerjes said...

Qué es de tu vida señorita??


un beso

28/7/06 14:10  
Blogger jerjes said...

Te acordaste de mi??..wow, jeje...bueno, a ver si un día quedamos o algo...no te fuiste de vacaciones??
Yo sigo sin internet...me conecto cada tanto, pero bueno, tienes mi tlfn.


Un beso

8/8/06 10:31  
Blogger M. Atitar de la Fuente said...

si la burbuja es de jabón, estallará sola...¡no resisten!

11/8/06 19:57  

Publicar un comentario

<< Home